Redes sociales


Siguenos en Facebook, Instagram y Twitter

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy434
mod_vvisit_counterAyer195
mod_vvisit_counterSemana1240
mod_vvisit_counterMes5048

21.jpg

Agradecimientos

Los Inicios de la Cofradía

Reseña Histórica de la Cofradía Los Dormis

La primera noticia que tenemos del Paso “El Santo Sepulcro” nos llega en 1682. La Comunidad Franciscana que pretende instalarse en Cieza solicita la cesión de unos terrenos para la edificación del que luego será Convento de San Joaquín; en contrapartida, la cercana Ermita de San Sebastián, en la que se custodiaba “El Santo Sepulcro”, se convertirá en un Hospicio que habrán de regentar los propios frailes.

En el acuerdo que se suscribe entre ambas partes se hace constar que "debe hacerse en el Convento una capilla para colocar el Santo Sepulcro el Viernes Santo, y así pueda hacerse la Procesión del Santo Entierro de Jesucristo y se pueda entregar el Santo Crucifijo que hay en la Ermita de San Sebastián llevado en Procesión desde la Iglesia de la Asunción".

La Imagen, un Cristo Yacente, procesionaba en el interior de una urna que semejaba la forma de  una cama con dosel, lo que motivó que el Paso fuera conocido con el sobrenombre de "La Cama de Cristo". Estuvo vinculado primeramente a la familia Marín-Garnica y con posterioridad a la familia Capdevila, desfilando casi con toda probabilidad en el seno de la Cofradía del Santísimo. La Imagen del Cristo, de autoría desconocida, fue quemada durante la guerra civil, no así el Trono que, no obstante, quedó en lamentables condiciones.

Por su parte, el Paso “La Oración del Huerto”, conocido también como “El Sudor de Sangre” o simplemente como "El Paso", estuvo vinculado desde su realización a las familias de Moncada y Aguado, que se asientan en Cieza en la segunda mitad del siglo XVIII, pudiendo haber sido esculpido por autor anónimo en las primeras décadas del siglo XIX. A mediados de ese siglo ostenta la Camarería del Paso, que desfilaba bajo los auspicios de la Cofradía de Jesús, el Hermano Mayor de ésta, D. Antonio Aguado y Marín, y sucesivamente sus hijos D. Antonio y Dña. Visitación Aguado y Moxó. A la muerte de ésta en 1917 se hace cargo del Paso hasta 1933 su hermano D. Manuel y tras su fallecimiento la propiedad y el cargo de Camarero pasaron a D. Manuel Moxó Ruano y a su esposa.

En 1935 los Anderos de “La Oración del Huerto”, hombres de avanzada edad al servicio de la familia Moxó, tras el traslado del Miércoles Santo en el que el Paso ha estado a punto de venírseles abajo por su gran peso, rehusan procesionarlo al día siguiente. A petición de los hermanos Yarza, un grupo de jóvenes que solían reunirse en la Barbería de "Gige", en la Calle Cartas, encabezados por Bartolomé Herrera, cargaron aquel año con el Trono de "los Dormijosos", como popularmente se conocía al Paso. Deciden constituirse en Cofradía, pero lamentablemente un año después estallaría la guerra civil. Reunidos nuevamente al término de ésta, bajo la Presidencia de D. Pascual Moreno Balsalobre y después de D. Santiago García García inician los trámites precisos para que la Cofradía quede legalizada (1944), siendo Presidente de la misma D. Manuel Semitiel Aroca (1943-1949) y pasando a conocerse entre las gentes de Cieza, en el transcurso de los años, como "los Dormis".

En el mismo año de 1940, la Cofradía procesiona también con el Trono de "La Cama de Cristo", titular del Santo Entierro, que no iba a salir por haberse destruido la Imagen del Señor. Durante toda la tarde del Viernes Santo los Cofrades se dedican a la laboriosa tarea de armar el Trono, en el que colocan un Cristo de escayola de medio cuerpo tapado con un valioso sudario propiedad de la Camarera del Paso, Dña. Mariquita Capdevila. Ella misma encarga dos años después al escultor Manuel Juan Carrillo Marco un Yacente para “La Cama de Cristo”, que procesiona en 1943 y que se conserva en una urna de cristal en una de las capillas laterales de la Basílica de la Asunción de Cieza.

Suenan por primera vez en 1943 las notas del Pasodoble titular de la Cofradía: "Los Dormis", una partitura compuesta por el Maestro León, hijo del famoso músico y compositor ciezano del siglo pasado, y cuya letra debemos a D. Fernando Martín Iniesta. Con posterioridad y compuestas por el Maestro Gómez Villa, la Cofradía incorporará otras marchas y pasodobles: “La Oración del Huerto”, “El Ángel Triunfante”, “Dejad que los Niños se acerquen a mí” y “La Unción en Betania”. Por último, en 1999, fue estrenada la última marcha compuesta para la Cofradía: “La Cama de Cristo”, de Antonio Salmerón Morote.

En 1949, desfilan por primera vez Nazarenos con el uniforme actual de la Cofradía, de color morado, y en 1954 se sustituyen las túnicas de percal negro de los Anderos (color heredado de la Cofradía de Jesús) por las actuales moradas. En estos años se realizan también los Faroles y los nuevos Báculos para el Tercio de Nazarenos en los Talleres del Maestro Penalva.

D. José Lucas Avellaneda (que regirá los destinos de la Cofradía hasta el año 1959 tras un breve mandato de D. Antonio Alcaraz Ballesta durante el año de 1956) accede a la Presidencia en el año 1950, sustituyendo a D. Antonio Torres Ortega, y ese mismo año se encarga el Paso “La Entrada de Jesús en Jerusalén” para la Procesión de la Palma a D. Manuel Juan Carrillo Marco que también realiza el Trono.

Un año después, ante el lastimoso estado de “La Cama de Cristo”, el escultor Carrillo, por encargo de la Cofradía, realiza el nuevo grupo escultórico del “Santo Sepulcro” y su correspondiente Trono dorado y tallado en madera, aprovechando la Imagen de Jesús Muerto que esculpiera con anterioridad, se le van adosando hasta un total de cuatro ángeles custodios, quedando definitivamente acabado el año 1963.

En 1952 la Cofradía estrena su Estandarte, bordado en oro y seda en el Convento de Carmelitas Descalzas de Lorca, así como los dos faroles con que inicia el cortejo. El Domingo de Resurrección de ese mismo año se bendice en la Iglesia de la Asunción la escultura tallada en madera del “Ángel de la Cruz Triunfante”, obra, al igual que el Trono, del imaginero local Manuel Juan Carrillo, evitándose así procesionar, como había hecho desde 1943, con el propio Ángel de “La Oración del Huerto”.

En 1963, con D. José Salmerón Salmerón al frente de la Cofradía, Manuel Juan Carrillo Marco talla una nueva escultura de Jesús Muerto para “El Santo Sepulcro” con el fin de sustituir a la antigua, propiedad de Dña. Mariquita, y en 1966 se entra en contacto con la familia Moxó para obtener la propiedad del Paso titular, adquiriéndose el Trono y el grupo de los Apóstoles, desapareciendo de Cieza la Imagen del Ángel y conservando la familia la escultura del Señor. Un año después el escultor murciano D. José Sánchez Lozano talla sendas esculturas del Cristo y del Ángel, fieles réplicas de las de Salzillo, y reforma el grupo de los tres Apóstoles, al tiempo que D. Manuel Jaén talla también en madera un Trono nuevo para el Paso “La Entrada de Jesús en Jerusalén”.

La Imagen del “Ángel de la Cruz Triunfante” de Carrillo se sustituye en 1970 por otra de mayor tamaño que debemos a la gubia de D. José Sánchez Lozano, procesionando sobre un nuevo Trono del propio Carrillo. La talla del maestro Carrillo será recuperada años más tarde para la Procesión del Tercio Infantil de la Cofradía. Presidía la Cofradía entonces D. Antonio Galindo Tormo, (1969-1978), quien asimismo renovó el Trono del Paso titular que fue tallado en madera y dorado en el taller de los Hermanos Lorente en Murcia en el año 1972.

En 1973 desfila por primera vez “La Caída”, paso que debemos a D. José Sánchez Lozano, aunque sólo con las Imágenes de Jesús con la Cruz y el Cireneo, incorporándosele el Sayón al año siguiente, y lo hace sobre el Trono que D. Manuel Jaén construyera para "la Burrica", desfilando ésta por unos años más sobre la vieja plataforma de "los Dormis". 

Tras el corto mandato de D. Antonio Gómez Salmerón durante el año de 1979, comienza su andadura como Presidente D. Diego Ortega Rojas.  A su gestión se debe una nueva túnica de terciopelo morado para las Imágenes de Cristo que la Cofradía posee; un nuevo Trono tallado en madera por el Maestro Carrillo, para el también nuevo Paso "La Unción en Betania" (1987), obra de Carmen Carrillo, escultora local e hija del anterior; la restauración del Trono del Santo Sepulcro llevada a cabo por Carmen Carrillo en 1992, y la construcción en el año 1991 de la Casa-Museo de la Cofradía. También en 1998 y de la mano de la misma escultora local se incorporan al Paso de "La Unción en Betania" dos nuevas imágenes, las de Lázaro y Marta y se dota al Paso de un nuevo trono realizado por el orfebre ciezano D. Diego Penalva, el Paso se inaguró en la noche de Martes Santo de 1998 desfilando en la Procesión del Prendimiento.

(Información y Fuentes: Pascual Marín) 

Los Inicios de la Cofradía
 

Música

Tiempo Cieza